Degeneración macular

  • ¿Qué es?
  • Se conoce como mácula a una pequeña área en la parte más central de la retina y es en esa zona donde la luz se enfoca cuando usted mira a un objeto.

    Es la zona de mayor sensibilidad del ojo, constituyendo el punto que utilizamos para mirar las cosas que queremos ver y poder apreciarlas con todos sus detalles, y en ella se centra todo lo que vemos.

    Es en definitiva el punto de mayor agudeza visual. Además, es responsable de la visión de los colores, y de la visión en condiciones de buena iluminación.

    Esta patología puede afectar a los dos ojos aunque normalmente no se afectan a la vez ni con la misma intensidad. Es importante saber que un ojo “no contagia” al otro.

  • Causas
  • Es una patología producida por un envejecimiento prematuro de la mácula que afecta especialmente a las personas de más de 55 años.

    Constituye la principal causa de pérdida visual irreversible en el mundo occidental en personas mayores de 50 años.

    La DMAE es favorecida por diversos factores como el tabaquismo, la exposición excesiva al sol, una predisposición genética y unos malos hábitos alimentarios.

  • Síntomas
  • El principal síntoma de enfermedad macular es la afectación de la visión central. Típicamente el paciente se queja de que “algo le dificulta la visión central”. Otro síntoma frecuente, es la metamorfopsia o deformación de los objetos que el paciente mira.

    El paciente nota que la parte central de su visión está borrosa. Por ejemplo, mirando una cara, el paciente vería los bordes de la misma pero no los detalles del centro.
    Las lineas rectas, pueden aparecer torcidas, incluso desaparecer en algún punto. Sería más fácil observar este síntoma, mirando los marcos de las puertas o de un cuadro.
    Normalmente el paciente cada vez necesita más iluminación para poder ver, tiene dificultades para reconocer a la gente por la calle, y lee cada vez con mayor dificultad.
    Cuando el proceso está avanzado aprecia una mancha negra en el centro del campo visual.

  • ¿Produce dolor o ceguera?
  • NO. Esta enfermedad no se asocia a ningún otro síntoma que no sea la pérdida o disminución de la agudeza visual central. Si la única patología que tiene el paciente es una degeneración macular, este nunca se quedará ciego, ya que en todo momento mantendrá intacta la visión periférica, que le permitirá ver los puntos laterales del campo visual.

  • Tratamiento
  • Si usted sospecha que puede tener una DMAE acuda sin demora a que le hagan un estudio oftalmológico completo, ya que la degeneración macular asociada a la edad puede ser correctamente controlada, dependiendo de en que fase se encuentre la enfermedad y la rapidez con que esta sea detectada.

    De igual forma, si ya ha sido diagnosticado de la enfermedad en un ojo y comienza a presentar de forma brusca alguno de los síntomas en el otro acuda urgente a ser valorado por un oftalmólogo especialista en retina.

    Seguir leyendo

  • Recomendaciones que favorecen la prevención de la DMAE
    • Si es fumador, debería dejarlo, ya que es una de las principales causas evitables.
    • Proteja sus ojos con gafas de sol en el exterior.
    • Haga ejercicio físico de forma habitual y evite el sobrepeso.
    • Reduzca las grasas y azúcares en su dieta habitual.
    • Consuma abundante fruta y verdura, asi como pescado azul, y reduzca las grasas de origen animal.
    • Haga una revisión anual oftalmológica completa que permita diagnosticar la enfermedad, antes de presentar ningún síntoma.