Estrabismo

  • ¿Qué es?
  • El estrabismo consiste en pérdida del paralelismo de los ejes visuales por falta de coordinación entre los músculos oculares y produce desviación del alineamiento de un ojo en relación al otro. Existe una falta de coordinación entre los músculos oculares. Esta desviación impide fijar la mirada de ambos ojos al mismo punto del espacio, lo que ocasiona una visión binocular incorrecta.

    Afecta al 4% de los niños y con frecuencia existen antecedentes en la familia. Cuando el estrabismo es congénito o se desarrolla durante la infancia, puede causar ambliopía por lo que se debe examinar a cualquier niño con estrabismo lo antes posible, Cuanto más precoz es el diagnóstico más efectivo es el tratamiento y la prevención de la ambliopía. Si se retrasan pueden ocasionar un ojo vago permanente.

  • Causas
  • No se conocen con precisión las causas del estrabismo. Habitualmente se encuentran defectos ópticos como hipermetropía (el más frecuente), miopía, astigmatismo o una diferencia grande entre la graduación de ambos ojos.

    También pueden existir alteraciones como cataratas congénitas, o alteraciones en los músculos o nervios.

  • Tipos de Estrabismo
  • Según la dirección del ojo desviado los estrabismos se clasifican en:

    • Estrabismo convergente si el ojo afectado se desvía hacia dentro. Es el tipo de estrabismo más frecuente.
    • Estrabismo divergente si el ojo afectado se desvía hacia fuera.
    • Estrabismo vertical si un ojo está desviado hacia arriba o hacia abajo. Se puede asociar con estrabismo convergente.

  • Síntomas
  • Como la imagen producida por un solo ojo no es tridimensional, se irá además perdiendo la sensación normal de profundidad o relieve.

    Otros síntomas habituales en este cuadro son las posiciones anormales de la cabeza, tortícolis, errores en el cálculo de distancias y visión doble.

  • Tratamiento
  • El estrabismo debe de ser tratado antes de los 6 años de edad, para evitar desarrollar una pérdida definitiva e irreversible en la agudeza visual del ojo desviado. La pérdida de agudeza visual o ambliopía se desarrolla más rápido en los niños pequeños y tarda más tiempo en corregirse en los mayores, por ello, cuanto antes se inicie el tratamiento, menos grave será el defecto visual inicial, y mejor la respuesta y evolución final.

    Existen diversos tratamientos para el estrabismo dependiendo del tipo, la visión y la edad del paciente. La corrección con gafas es con frecuencia eficaz para corregir la desviación y mejorar la visión junto con oclusiones si existe ambliopía. Los prismas o la cirugía para el alineamiento visual u ocular son otras alternativas que pueden ser necesarias para la corrección del estrabismo.