Glaucoma

  • ¿Qué es?
  • El glaucoma ocular resulta muy difícil de diagnosticar hasta que se encuentra en una fase ya muy avanzada de la enfermedad.

    Se trata de una patología que no presenta síntomas, y que va provocando un daño irreversible del nervio óptico según va progresando. Es por ello la segunda causa de ceguera en el mundo.

    Una enfermedad degenerativa, silenciosa, que va minando el nervio óptico provocando una pérdida progresiva de fibras nerviosas de la retina y cambios morfológicos en el nervio óptico.

  • Causas
  • Existen varios tipos de glaucoma, cada uno de los cuales tiene un origen y una evolución diferentes, aunque la mayor parte de los casos corresponde al conocido glaucoma crónico simple o glaucoma de ángulo abierto.

    Aunque no es el único, el condicionante genético, es el que en este momento se encuentra en el punto de mira de todos los estudios de investigación acerca del glaucoma.

    Otro de los factores que puede influir en la aparición del glaucoma es la presión intraocular alta, aunque no existe una correlación exacta entre presión alta y glaucoma, pudiéndose desarrollar la enfermedad en pacientes con tensión intraocular normal (glaucoma normotensivo).

    A su vez, existen pacientes con tensiones intraoculares consideradas altas, y sin ninguna repercusión negativa en el nervio óptico.

    La hipertensión arterial sistémica, no está necesariamente correlacionada con una presión intraocular alta, sin embargo existen estudios que analizan la influencia del flujo vascular sistémico sobre las cifras finales de la presión intraocular.

  • Tipos de Glaucoma
    • Glaucoma Crónico simple (muy frecuente).
    • Glaucoma de ángulo abierto (muy frecuente).
    • Glaucoma Inflamatorio de ángulo abierto.
    • Glaucoma por Recesión angular (normalmente existen antecedentes de traumatismo ocular).
    • Glaucoma inducido por Corticoides.
    • Glaucoma Pigmentario (subtipo más frecuente en pacientes jóvenes miopes sanos).
    • Glaucoma Pseudoexfoliativo.
    • Glaucoma Facolítico (típico en cataratas muy avanzadas).
    • Iris en meseta (asintomático, excepto si se produce un bloqueo angular).
    • Glaucoma Neovascular (propio de diabéticos- trombosis e infarto retiniano- patología en arterias carótidas..).
    • Glaucoma Maligno.

  • Síntomas
  • Se trata de una enfermedad, por lo general silenciosa, que se manifiesta en estadíos avanzados del cuadro, con defectos irreversibles en el campo visual y en la visión. Se va perdiendo de forma progresiva la visión periférica, como si el paciente mirase a través de un tubo.
    En este momento del cuadro, el paciente puede perder la visión de forma repentina sin previo aviso.

    Existe otro tipo de glaucoma menos frecuente, el llamado glaucoma agudo o de angulo cerrado (bloqueo angular), en el que los síntomas pueden ser agudos y muy severos y que si manifiestan unos síntomas repentinos:

    • Visión borrosa o pérdida repentina de la agudeza visual.
    • Dolor de ojos y dolor de cabeza.
    • Nauseas y vómitos.
    • Aparición de halos alrededor de las luces.

    Este tipo de glaucoma, está determinado por las condiciones anátomicas de cada ojo y exige un tratamiento urgente para evitar daños irreversibles a nivel del nervio y de la visión.

  • Diagnóstico
  • El daño que el glaucoma produce en el nervio óptico es irreversible, por eso el diagnóstico precoz es fundamental para prevenirlo.

    Nuestro mayor logro sería realizar un diagnóstico precoz de todos aquellos pacientes que desconocen su patología, por lo cual nosotros recomendamos una revisión anual a partir de los 40 años, a todos aquellos pacientes con antecedentes familiares de glaucoma.
    En realidad todo el mundo debería revisar sus ojos cada uno o dos años de manera rutinaria a partir de esa edad.

    La mitad de los pacientes con glaucoma desconocen que lo tienen porque generalmente no produce síntomas. Sólo el oftalmólogo puede diagnosticarlo realizando una exploración de rutina y detectando alguno de los siguientes síntomas:

    • Aumento de la presión intraocular con ajuste paquimétrico.
    • Daños en la retina y en el nervio óptico: con realización basal y para seguimiento de retinografías del nervio óptico.
    • Pérdida del campo visual: mediante la realización de una campimetría computerizada.
    • Alteraciones en la capa de fibras del nervio óptico: mediante análisis digital del nervio (o.c.t fnl) : aporta datos sobre el espesor de las fibras y la morfología de la papila.

  • Tratamiento
  • El tratamiento del glaucoma tiene como objetivo conservar la visión y frenar el daño producido. El único factor conocido y contra el que se puede luchar es la presión intraocular alta. Hoy por hoy no podemos para la enfermedad, pero si ralentizarla. La actitud y la constancia en el tratamiento de los pacientes es crucial, ya que hay estudios que evidencian que hasta un 40% de los pacientes no realizan correctamente el tratamiento.

    Existen distintas lineas de tratamiento:

    • Tratamiento con fármacos (básicamente colirios): normalmente es la primera línea.
    • Tratamientos con láser: Trabeculoplastia (SLT-ALT).
    • Cirugía filtrante (Trabeculectomía convencional, Esclerectomía profunda no perforante o válvulas de drenaje).