Cirugía laser

  • ¿Qué es el laser?
  • El láser ha supuesto uno de los mayores avances en lo que a la corrección de vista se refiere. Un halo de luz ultravioleta cuyo principal beneficio es la extraordinaria precisión con la que deja trabajar. Permite pulir el tejido con una precisión de 0,001mm, y de esto, desde un inicio en 1988, ya se han beneficiado millones de personas en todo el mundo con satisfactorios resultados.

  • ¿Como corrige el laser?
  • La ablación corneal con el láser excimer, permite un remodelamiento corneal que aplana o incurva la cornea del paciente en función de su graduación. La totalidad del proceso está dirigido informáticamente, y su desarrollo es muy corto, únicamente de segundos por ojo. A través del láser se realiza un pulido de la córnea que permite al cirujano dar forma a una lente de gran calidad, y así eliminar los problemas de refracción de cada paciente.

    La forma de preparación de la cornea de cara a la cirugía dependerá de un exhaustivo y minucioso estudio pre-operatorio. Es en función de cómo preparamos la superficie corneal que la técnica se denominará Lasik o PRK.

    En cualquiera de las dos técnicas (PRK/Lasik), el objetivo final es alcanzar, sin corrección óptica, una agudeza visual igual o similar a la que se poseía previamente al tratamiento con la corrección óptica (ver de un modo similar sin gafas a como se veía antes con las mismas). El éxito de la cirugía no consiste en conseguir una graduación final igual a cero, así que defectos refractivos pequeños residuales, que no interfieren con la visión, son normales. En cualquiera de las dos, se utiliza el láser del mismo modo siendo los resultados visuales finales muy similares.

  • ¿Quien es el candidato?
  • Los defectos refractivos (miopía, hipermetropía, astigmatismo) son corregibles mediante el uso de gafas o de lentes de contacto. Sin embargo numerosas personas no están conformes con los inconvenientes que traen consigo el uso de estas correcciones ópticas. Es en estos casos en los que la cirugía refractiva se convierte en una solución viable y que permite mejorar la calidad de vida de estas personas.

    La cirugía refractiva láser puede ser una opción para usted si quiere disminuir su dependencia de las gafas o lentes de contacto y siempre y cuando no presente enfermedades oculares que la contraindiquen.
    No existe un método universal para todas las personas que permita corregir su graduación. La mejor opción en su caso se debe decidir tras un cuidadoso examen y el intercambio de información entre usted y su oftalmólogo que permita valorar sus necesidades visuales y el procedimiento más adecuado a sus expectativas. En esto radica en su mayor porcentaje el éxito de la cirugía y consideramos que no debe de convertirse en un mero tramite, empleando en ello el tiempo adecuado a cada paciente.

    Requisitos generales son:

    • Ser mayor de 18 años.
    • Estabilidad de la graduación.
    • No presentar patología oftalmológica que contraindique la cirugía.

  • ¿Qué técnica emplear?
  • 1. PRK (QUERATECTOMIA FOTORREFRACTIVA) / LASEK

    Consiste en el remodelamiento corneal asistido por un láser excimer. Se realiza de forma ambulatoria, lo que supone que se puede volver al domicilio de modo inmediato tras el tratamiento. Después de anestesiar el ojo mediante unas gotas, se procede a eliminar de forma manual una delgada lámina corneal (epitelio), tras lo cual se aplica la luz del láser que es emitida durante aproximadamente 30 segundos de media (el tiempo real va a depender de la graduación siendo en la mayoría de las ocasiones menor al indicado); con ello se evaporan, desintegrándose, pequeñas cantidades de tejido corneal, modelando la superficie de la córnea mediante un tratamiento que el cirujano prepara de modo específico para cada paciente. Tras la cirugía se coloca una lente de contacto terapéutica que se mantiene sobre la superficie del ojo hasta que exista una regeneración corneal completa (aproximadamente 1 semana).

    2. LASIK (QUERATOMILEUSIS IN SITU ASISTIDA POR LÁSER)

    Consiste en el remodelamiento corneal asistido por un láser excimer. Se realiza de forma ambulatoria, lo que supone que se puede volver al domicilio de modo inmediato tras el tratamiento. Después de anestesiar el ojo mediante unas gotas, se procede a crear una delgada lámina corneal con un microqueratomo automático. Bajo dicha lámina se aplica la misma luz de láser aplicada en la PRK que consigue evaporar y desintegrar pequeñas cantidades de tejido corneal, modelando la superficie de la córnea. Tras realizar el tratamiento se vuelve a colocar cuidadosamente la lámina superficial sobre la córnea.

  • ¿Como es la operación?
  • La operación es rápida, de 5 a 10 minutos por ojo, y ambulatoria, de manera que el paciente puede regresar a su domicilio una vez efectuada la intervención para su pronta recuperación. Por último es aconsejable que el paciente acuda acompañado debido a que después de la intervención no podrá ver con claridad.

  • ¿Hay riesgo?
  • En lo referido a los riesgos cabe destacar que la cirugía ocular con láser mantiene un notable índice de seguridad. En cualquier caso no se debe olvidar que cualquier tratamiento quirúrgico conlleva una relativa contingencia.

  • Alternativas al laser: LENTES FÁQUICAS
  • La ICL es una lente “Premium”, hecha en un material denominado colámero, que se utiliza para corregir la visión en casos de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. A diferencia de las lentes de contacto tradicionales (lentillas), la ICL se implanta en el interior del ojo.

    Las lentes ICL ofrecen una visión más nítida y una mayor satisfacción para el paciente, en comparación con otras cirugías oculares. Entre las características de este tipo de lentes, destacan la mejora inmediata de la calidad de la visión y una recuperación rápida e indolora.

    La ICL permite disfrutar de una visión mejorada, con mayor profundidad y dimensión. Este tipo de visión de alta definición, solo es posible para muchos pacientes, con lentes ICL.

    Ver video

  • Lentes de gran definición transparentes y personalizadas
  • Los pacientes con lentes ICL experimentan una recuperación visual casi inmediata e inmejorables resultados. La lente ICL se implanta en la cámara posterior del ojo detrás del iris, y delante del cristalino, lo que hace que esta lente sea invisible para el paciente y para cualquier otra persona a su alrededor. Además, su posición en el ojo asegura la función normal del iris.

  • Recuperacion post-operatoria rápida
  • El tiempo de recuperación tras la cirugía con lentes ICL es muy rápido debido a la mínima incisión que se realiza en este tipo de cirugía. El paciente muy a menudo puede reanudar su vida normal en 24 horas. Normalmente se operan los ojos con unos días de separación entre ellos. Es importante seguir unos consejos post-operatorios que incluyen un tratamiento con gotas, que le indicará su oftalmólogo.

  • Candidatos a la lente fáquica
    • Tienen una edad comprendida entre 21 y 45 años.
    • Presentan Miopía o hipermetropía, con o sin astigmatismo.
    • No se encuentran en estado de gestación, puesto que la graduación podría verse modificada con el embarazo.
    • Presentan córneas finas u ojo seco severo.
    • Presentan buena salud ocular: endotelio corneal sano, sin glaucoma, iritis, retinopatía diabética… Por esta razón es muy importante realizar un examen ocular exhaustivo previo a a intervención.
    • Amplio rango de tratamiento: La ICL ha demostrado ser eficaz en pacientes con una amplia gama de errores de visión. De hecho, la ICL puede corregir la miopía de -0,5 a -18,0 dioptrías, con o sin astigmatismo. Las lentes ICL también corrigen la hipermetropía de +0,5 a +10,0 dioptrías, con o sin astigmatismo.Debido a que esta lente intraocular no requiere ninguna modificación estructural del ojo, los resultados son predecibles y muy estables en el tiempo.

  • Ventajas de la lente fáquica
    • Recuperación muy rápida e indolora.
    • Incorporación a la vida diaria en poco tiempo.
    • Reversibilidad: La lente ICL se puede cambiar o retirar con facilidad a través de una microincisión, en caso de ser necesario.