Tratamiento queratocono

En casos leves, se puede conseguir una buena visión corrigiéndola con gafas.

Los casos más avanzados necesitarán lentes de contacto rígidas para corregir el astigmatismo irregular, intentando detener la progresión del cono.

Queratocono avanzado.

Curvatura de una córnea normal.

Existen tratamientos disponibles que detienen el avance del queratocono y en algunos casos reducen el astigmatismo corneal mejorando la calidad de visión.

  • El crosslinking corneal transepitelial
  • El llamado crosslinking corneal transepitelial es el proceso por el cual se consigue generar nuevas uniones, o puentes, entre las cadenas del colágeno corneal existente, reforzando y cohesionando así el tejido corneal y haciéndolo más resistente a la progresión del queratocono.

    La activación con luz ultravioleta de la riboflavina estimula la regeneración del colágeno corneal. Para conseguir esto, se empapa el tejido corneal con riboflavina y a continuación se irradia la córnea durante 30 minutos con una luz especial dentro del rango del ultravioleta. Esto produce la creación de nuevos puentes o uniones entre las cadenas de colágeno reforzándose el tejido corneal.

    La nueva técnica transepitelial supone una importante mejora en cuanto al confort del paciente y reduce los ya de por si escasos riesgos de este tratamiento. La riboflavina transepitelial tiene la propiedad de atravesar el epitelio corneal. Con esta técnica no es necesario retirar el epitelio, con lo que se eliminan los riesgos que esto conlleva y hace que el tratamiento no sea en absoluto doloroso ni requiera tiempo de reposo o baja médica.

  • Implante de anillos intracorneales
  • Los anillos intracorneales son dos segmentos de metacrilato, con forma de dos semicírculos, con un grosor variable según lo que necesite el paciente. El cirujano los coloca en el interior de la córnea (estructura más externa del ojo), en su zona periférica, lejos de la zona central del ojo, para evitar el área visual central.

    Una vez implantados, y gracias a un efecto mecánico, tensionan y aplanan la córnea central (lo mismo que hace el láser), consiguiendo tratar hasta 4 dioptrías de miopía y 6 de astigmatismo, produciendo un efecto de regularización de la córnea. A menudo detienen también el avance del queratocono. Permanecen inmóviles e invisibles a simple vista, ya que son transparentes como el tejido corneal donde están colocados.

    En la mayoría de los casos, se detiene el avance del queratocono y se mejora la visión del paciente.

  • Trasplante de cornea
  • En los casos más graves, cuando la visión se ha reducido de manera importante, la única solución es la queratoplastia o trasplante de córnea.