PREVENCIÓN DE DMAE: RECOMENDACIONES GENERALES Y NUTRICIONALES

¿QUÉ ES LA DMAE?

La degeneración macular asociada a la edad (también llamada DMAE) constituye el deterioro de la mácula, que es la pequeña área central de la retina del ojo que determina la precisión de la visión central. Esta enfermedad afecta fundamentalmente a las personas mayores de 50 años. Un número significativo de las personas afectadas pierden su vista, simplemente porque desconocen lo que les esta pasando, hasta que es demasiado tarde.

¿CÓMO PREVENIRLO?

  1. TABACO: Si fuma, debería dejarlo.
  2. EXPOSICIÓN A LA LUZ :Prevenir la exposición prolongada a la luz utilizando gafas de sol.
  3. REVISIONES: Visitar periódicamente a su oftalmólogo a partir de los 55 años, sobre todo si tenemos algún antecedente familiar que haya sufrido la enfermedad.
  4. DIETA: Estudios científicos publicados han demostrado cómo la ingesta diaria de algunos nutrientes previenen el riesgo de padecer DMAE. Los nutrientes estudiados son las vitaminas C y E, los minerales zinc y cobre, las xantofilias: luteína y zeaxantina, y los ácidos grasos omega 3 DHA y EPA.

Sobre todo la luteína, la zeaxantina y los ácidos grasos omega 3 forman parte de nuestra retina y necesitamos ingerirlos diariamente con nuestra dieta habitual y/o a través de complementos alimenticios específicos (consulte a su oftalmólogo).

Las cantidades diarias recomendadas en los estudios refieren la ingesta diaria de:

 

10 MG DE LUTEÍNA Y 2 MG DE ZEAXANTINA

 

Los alimentos donde encontramos estos nutrientes son: frutas y verduras verdes y anaranjadas: espinacas, brócoli, col, espárragos, acelgas, calabaza, zanahoria, naranja, melocotón, mandarina….

 

 

350 MG DE DHA Y 650 MG DE EPA

La única fuente de DHA y EPA en la dieta es el pescado, sobre todo el pescado graso o pescado azul como el salmón, la caballa, el atún, la sardina, la anchoa, el boquerón, la trucha, el rodaballo….

 

 

 

DIAGNÓSTICO PRECOZ

Utilizando la REJILLA DE AMSLER, puede detectarse de forma sencilla los primeros síntomas de una alteración en la zona central de la retina que podría ser debido a una DMAE. Esta prueba le permite autoevaluar su vista, ayudándole a identificar los primeros síntomas de alteración visual.  La detección rápida de estos síntomas podría mejorar el resultado del tratamiento. Por este motivo un diagnóstico precoz es muy importante.

  • Si lleva gafas o lentillas, póngaselas
  • Coloque la rejilla a una distancia normal de lectura (30 cm) con una correcta iluminación.
  • Cúbrase un ojo y mire el punto central durante unos segundos. Luego cubra el otro y repita el ejercicio.
  • Si las líneas o algún área de la rejilla aparece ondulada, borrosa o deformada, deberá visitar a su oftalmólogo.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2018 - By Centro Oftalmológico Navarra

Protección de datos

       948 22 62 49 - 691 42 00 16